¿Qué se necesita para que un equipo de trabajo sea realmente productivo? Es la pregunta que toda persona que ocupa un rol gerencial debe hacerse a menudo, y las respuestas aunque variadas, coinciden mínimamente en aspectos como: la necesidad de tener objetivos de trabajo bien definidos y alcanzables, además de las condiciones ambientales, recursos materiales y tecnológicos básicos para la ejecución de la labor.

 

No podemos dejar a un lado la importancia de tener propósitos compartidos. Un grupo de personas reunidas en un mismo lugar no necesariamente forman un equipo de trabajo; precisamente, tener propósitos compartidos es lo que da sentido y dirección a las acciones individuales que emprenden los miembros de una compañía. Aunque la amistad no es una condición imprescindible, quienes conforman un grupo de trabajo deben ser complementarios en sus personalidades y capacidades, aunque diversos. He aquí un listado de los perfiles actitudinales que, de manera muy general, hacen un aporte importante en los equipos de trabajo, y que reunidos podrían conformar un perfecto dream team.

 

  1. El Líder visionario y empático: Es quien sabe cuál será el siguiente paso a dar, organizar y asignar tareas, vigilando con celo el cumplimiento de lo acordado, pero siempre dispuesto a escuchar las demandas del equipo e implementar cambios oportunos cuando haga falta. Su gran aporte es la capacidad de cohesionar a los miembros del equipo de trabajo.

 

  1. El Asesor multidisciplinario con mucha experiencia: Tiene una perspectiva muy amplia, y menudo suele implementar conceptos, técnicas y herramientas que provienen de otras disciplinas, derribando límites impuestos tradicionalmente y por tanto generando ideas novedosas. Su gran aporte es la innovación.

 

  1. El Emprendedor práctico: Es todo oídos, siempre atento a escuchar las necesidades de sus compañeros y convertirlas en proyectos viables e incrementar su productividad. Su gran aporte es su sentido de la oportunidad y lograr que los proyectos sean rentables.

 

  1. El realista: Es el sujeto que siempre encuentra los fallos y confronta al grupo con las limitaciones a superar. Suele hacer muchas preguntas y cuestionamientos, y su aporte, de valor incuestionable, es la crítica, capaz de hacer que los proyectos sean a prueba de balas.

 

  1. El experto en tecnología: Las últimas aplicaciones, los mejores programas, los gadgets infaltables que han facilitado las vidas de todos, son producto de su consejo. Su gran aporte es hacer que nuestro equipo esté actualizado y altamente comunicado, una combinación irrenunciable en las empresas de hoy (y de siempre).

equipo ideal

Solicite una reunión llamando al +56 2 2581 4622