Hay dos cosas que ningún empresario debe poner en duda en cuanto a las cuentas por cobrar: en primer lugar, su valor financiero para mantener un flujo de efectivo sano en las operaciones de la empresa, y en segundo lugar, los niveles de experticia técnica y comunicativa, además de las herramientas tecnológicas que demanda el proceso de cobranza. Es por esto que muchas empresas apuestan por un modelo de crecimiento interno con la apertura de una unidad dedicada a las cuentas por cobrar, en algunas ocasiones hermanada con el departamento de ventas, intentando establecer y delimitar políticas de gestión que les permitan recuperar los activos otorgados por créditos, de la manera más eficiente.

 

Precisamente por lo dicho, no todas las estructuras organizacionales pueden permitirse contar con un equipo de profesionales exclusivamente dedicado a las cuentas por cobrar, razón por la cual el Outsourcing o contratación de servicios especializados, puede ser de alto valor. Sin embargo, existe la idea de que los servicios de Outsourcing de cuentas por cobrar pueden ser costosos, una percepción infundada como veremos, si comparamos los costos reales de gestionar internamente las cuentas por cobrar contra los costos de contratación de una empresa especializada en cobranza.

 

Entre los costos reales de una unidad interna de cobranza se deben contar, en primera instancia, los costos derivados de la contratación del personal, su capacitación, supervisión, licencias, vacaciones y bonificaciones eventuales, entre otros factores del empleo regular.

 

Luego, deben tenerse en cuenta otros costos estratégicos de cobrar directamente cuando hay una relación comercial. Si bien pueden compartir espacios y estar intrínsecamente relacionados, los equipos de ventas y el de cuentas por cobrar ejercen funciones y procesos distintos, por lo que se corre riesgos de distracción de recursos y pérdida de foco en el negocio. Existen además otros costos más tangibles e inevitables para la empresa como contar con una oficina física y equipos de Hardware actualizados y Softwares con licencias especializadas.

 

Por su lado, el Outsourcing de cobranza garantiza un servicio integral, experto y actualizado, maximizando a su vez los resultados de la recuperación de cuentas por cobrar por un costo único de contratación. Además, permite a las empresas centrarse en su negocio principal y hacer lo que mejor saben hacer, mientras que un personal experimentado y capacitado se dedicará a manejar esta tarea fundamental.

Solicite una reunión llamando al +56 2 2581 4622