Es recurrente la problemática de aquellas empresas que exitosamente han crecido en ventas pero que no tienen la capacidad de soportar administrativamente este crecimiento. Esto es comúnmente llamado “Dolores de Crecimiento”, y se producen cuando la infraestructura de la empresa (personas, sistemas, estructura, sistemas de gestión) no crece en lo suficiente para soportar el desarrollo comercial de la empresa.

 

Los dolores de crecimiento implican altos costos ocultos, la organización se estresa al no dar abasto. La sensación de éxito interno de un modelo que crece en ventas se convierte en conflictos, descoordinación y pérdida de calidad, arriesgando la relación con clientes.

 

Muchas veces, para resolver estos problemas de infraestructura, la empresa invierte en softwares que prometen resultados milagrosos, pero esto conlleva inversión en hardware, software, capacitación y tiempo del equipo. Es decir, recursos valiosos que se dejan de invertir en el crecimiento de la empresa.

Por otro lado, la capacidad y expertise del equipo se empieza a perder en tareas operativas que no son ni apuntan al corazón del negocio, generando desmotivación y pérdida de talento.

 

La gestión de cobranza es clave, pero es un trabajo que requiere de conocimiento, dedicación y de un proceso sistemático. Es bueno revisar las tareas del equipo y analizar si crean valor. A nivel de cuentas por cobrar, ¿la fuerza de ventas dedica tiempo a cobrar en vez de generar nuevos negocios? El equipo administrativo, además de muchas tareas del día a día, ¿debe recuperar facturas por cobrar?

 

Si estos son sus dolores de crecimiento, ha llegado el momento de optimizar el proceso de cobranza de su empresa. En Peipro podemos ayudarle, mejorando la gestión de cobranza y liberando recursos valiosos en su equipo y empresa.

empresa creció en ventas

Solicite una reunión llamando al +56 2 2581 4622