En el entorno gerencial, la figura de Entrevistas de Permanencia cada vez toma mayor fuerza en un paisaje laboral altamente competitivo y en constante cambio. Con un propósito similar a las Entrevistas de Salida, el objetivo de estos encuentros es recabar información y captar señales de inquietud, aspiraciones e incluso molestias veladas de los trabajadores, con el objetivo de reducir la rotación de Colaboradores en un porcentaje significativo. Por tanto, las Entrevistas de Permanencia, a diferencia de las de Salida, tienen un carácter preventivo conveniente para quienes han logrado reunir un equipo de trabajo óptimo y desean cohesionarlo.

 

Aunque informales y en muchas ocasiones circunstanciales, el tema de conversación de estas entrevistas está plenamente definido: Se habla sobre el ambiente de trabajo, el progreso profesional y las perspectivas de crecimiento de la empresa. Aunque su finalidad principal es escuchar, todo jefe de personal o encargado de Recursos Humanos puede exponer los temas ante el interlocutor, citando eventos recientes o proponiendo el análisis de escenarios de un futuro inmediato factible. En todo caso, las premisas de estas conversaciones deben ser la transparencia y la bidireccionalidad, donde cada lado escuche con atención al otro y a continuación se hagan preguntas que revelen los niveles de satisfacción del trabajador.

 

Entre las muchas interrogantes que se pueden incluir en las Entrevistas de Permanencia, sobresalen 5 principales:

 

  1. ¿Qué le gusta de su trabajo?
  2. ¿Podría describir un buen día de trabajo que haya tenido recientemente?
  3. ¿Siente que sus habilidades están siendo utilizadas al máximo?
  4. ¿Siente que es reconocido por hacer un buen trabajo?
  5. ¿Siente que le tratan con respeto?

 

Aunque no se hagan literalmente, estas preguntas ayudan a proyectar una vida laboral de manera efectiva y directa, y tienen el potencial de “abrir compuertas” que ayuden evidenciar un panorama amplio y sincero de la experiencia del trabajador. Las Entrevistas de Permanencia envían un poderoso mensaje de confianza, ya que los colaboradores se sienten valorados y son testigos del interés que tienen los líderes en saber qué está funcionando en la empresa y qué no, para tratar de hacer algo al respecto. Por esto constituyen un recurso gerencial que ayuda a tener una perspectiva sobre cómo optimizar el ambiente y equipo de trabajo en la empresa al tiempo que se mejoran las habilidades de liderazgo.

Solicite una reunión llamando al +56 2 2581 4622