Para los creyentes de la Cobranza Proactiva, el monitoreo permanente de la cartera de clientes constituye la piedra angular para una gestión de cobranza exitosa. Por lo general, este monitoreo implica visitas a los clientes para ver el flujo de lo que ocurre en la operación de negocio, visitas que pueden ser especialmente provechosas para ver directamente la relación con los diferentes proveedores que van en busca de su respectivo cheque.

 

El valor de esas observaciones consiste en la ventaja de saber escuchar y poder hacer un análisis del funcionamiento, ritmos y niveles de compromiso de la empresa, información que posteriormente será un insumo importante para la toma de decisiones y acciones a seguir. En ocasiones se suele utilizar el resultado de estas visitas para encender las alarmas y detectar situaciones de insolvencia en proceso o a futuro que pudiesen complicar la relación comercial con los clientes. Manejar adecuadamente y a tiempo estas informaciones le permitirá apoyar al cliente de forma oportuna para evitar el deterioro de una relación comercial exitosa.

 

La cobranza es una actividad entre personas, por tanto no es bueno perder el contacto directo y en persona con los clientes. No permita que la pereza, la rutina, incluso la ventaja de contar con las opciones que nos entrega la tecnología para comunicarnos, le desvíen de las premisas fundamentales de una gestión de cobranza exitosa, como son llevar a cabo la cobranza mientras se fortalece la relación con los clientes.

Solicite una reunión llamando al +56 2 2581 4622